Día 1: Bélgica nos recibe.

Atardeció, anocheció, amaneció y nosotras seguimos volando. Voy por mi cuarta película seguida, comí comidas a deshoras, y ese avión en la pantalla del asiento se va acercando de a poco al nuevo continente (nuevo para mi). Será que esto de “viajar en el tiempo” me trastorna el sueño… espero poder dormir más en los próximos viajes.
Siendo las 9 am (después de 15 horas de vuelo apróx.), vamos a aterrizar en Londres, para hacer una escala de una hora nomás, y subir a otro avión para Bruselas.[…]

Read more