Día 14: Conociendo el subte y la ciudad.

Un par (de varias) horas desde ayer, volvemos a hacer el Entrada al subtecamino inverso, para volver a ver las estatuas de Trafalgar Square. Pero ahora vamos en el Tube! Muchísima gente caminando por los pasillos subterráneos, la mayoría bastante apurada, con lo que todos los consejos sobre siempre estar atento y quedarte en el lado derecho de la escalera mecánica, para dejar avanzar por el izquierdo, se terminan entendiendo. Igual por las dudas está lleno de carteles recordándote que lo hagas. Y de audios avisándote Hasta el centro de la Tierra!que, además de mind the gap, avises si ves alguna persona con comportamiento extraño y sobre todo, si alguien se olvidó una valija en alguna estación.
Cosas que acá en Buenos Aires no se tienen así de presentes.

Las escaleras mecánicas son interminables (menos mal que son mecánicas!) y algunas tienen varios tramos. Es impresionante. Con nuestra app en el celu, Tube Map, vamos leyendo los carteles para ir a la estación correcta, Puerta pre vagóny tomar el subte que necesitamos.

Y en algunos andenes, antes de subir al subte en sí, hay una parte corrediza vidriada. Todavía no sé bien para qué…

Ya en Trafalgar Square, esta vez pasamos por el Arco del Almirantazgo (el Admiralty Arch)Admiralty Arch

para ir paseando por el camino de The MallThe Mall

bordeando el parque St. James a nuestra izquierda. Por suerte nos siguen tocando días de sol!

Al final de esa caminata llegamos al Buckingham Palace, para a las 10 ver el cambio de guardia (y… había que verlo). No distinguimos que hoy es sábado, y que por eso iba a haber ¡muchísima! gente, en la misma que nosotras. Muchos policías acomodan un poco, sobre todo cuando empiezan a verse los caballos de lejos. Cambiando la guardiaCasi la única gente que se escucha hablar (por sobre el resto de las voces) son los turistas a los que le entendemos el habla, que están súper ansiosos para conseguir fotos (no sé si tanto para ver) del ritual que estamos viendo.
Los guardias nos tienen que acomodar también para cruzar la calle, una vez que terminó, para que no se descontrole la cantidad de gente.Ordenando el cruce
Recorremos un poco más el St. James, y volvemos a cruzar el Westminster Bridge, para tirarnos un poco en el pasto, rodeadas de la Abadía de Westminster, el gran Big Ben, el London Eye, una estatua de Mandela, y más gente descansando. Esos momentos gratis que valen oro!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Siguiendo los puentes, seguimos la costa hasta el Shakespeare’s Globe, para recorrerlo con la visita guiada, y nuestro descuento 2×1 con la travelcard.El Teatro
¡Está buenísimo! El recorrido es entretenido, vas aprendiendo un poco y sintiéndote en una película. Hubiera estado bueno que el tour dure más de media hora igual, porque de otra manera no se puede recorrer el lugar.Mirta hojeando libros
Volvemos por la costanera, ¡este camino no aburre nunca! Pasamos por la venta de libros usados debajo de unos de los puentes, la zona de los skaters, y espectáculos callejeros que adornan la espera para subir al London Eye. Todavía no nos toca ir, pero ya queremos subir!


 

 
 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.