Día 5: Durmiendo en trenes hasta Edimburgo.

7 y algo de la mañana nos golpean la puerta, para traernos el desayuno y avisarnosedi1-5 que ya estábamos en Escocia. La estación de Waverley nos recibe y nos vamos caminando unas 3 cuadras por Princes Street y otras 2 por Frederick St, hasta llegar al Frederick House Hotel. Como era súper temprano, dejamos las valijas en el hotel, y nos vamos al Castillo de Edimburgo para aprovechar la mañana. Es, y va a ser, el día más frío de las vacaciones, bastante neblinoso. Mientras caminamos por la parte nueva de la ciudad, nos sorprende mucho edi1-7ver que del otro lado del puente, hay toda una ciudad medieval, gótica, que parece salir de una película. Creo que fue lo mejor de Edimburgo, el ambiente tan distinto que había, todo tan viejo y Tim Burtoniano.

El North Bridge (o “Puente de los Muertos”) une lo que es New Town, con el casco histórico, Old Town, y ya uno se va enterando todas las historias fantasmales que se cuentan sobre Edimburgo y ese puente. Como para aumentar un poco la oscuridad en esta ciudad. Al puente lo denominan así no por su propia culpa, sino porque es (o era) un lugar bastante elegido por los potenciales suicidas para cometer su última acción.

El castillo ya lo venimos viendo desde que llegamos, edi1-6impresionante desde donde se lo ve, y más todavía cuando nos vamos acercando. La entrada es imponente, y por dentro lleva bastante tiempo recorrerlo. A las 13 fuimos a escuchar el famoso cañonazo (a éstas gentes les encantan las tradiciones), y ya después nos vamos a acomodar al hotel y a comer algo a un Pizza Hut.

Más tarde caminamos un poco más por Princes St, viendo el Scottish Monument, las tan esperadas cabinas rojas, y todo lo que podíamos absorber por la Royal Mile.

En Información Turística, al lado del Costa frente a Waverley Station, vamos a averiguar y reservar el tour para el Loch Ness para mañana, que como dura todo el día y arranca temprano, va a ser mejor empezar a pensar en descansar un poco, y preparar los abrigos para la excursión.

Historia

 

 
 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.