Día 21: Medio día en Neuquén, medio día en Buenos Aires.

Temprano y sin despertador arrancamos la mañana, comprando riquísimas facturas en Delicias de la Patagonia, a 2 cuadras del apart.

Mientras comemos vamos acomodando todas las cosas, y puntualmente a las 11.20 hs nos pasan a buscar en el transfer que habíamos contratado.

En el camino levantamos a otros futuros voladores como nosotros, hasta que llegamos al aeropuerto, con suficiente tiempo para hacer los trámites, pero para no tener demasiada espera (mejor, porque es un aeropuerto chico y salvo comer no hay casi nada para hacer -léase comprar-).

Y ahora ya estamos sentados, 8a y 8b, listos para despegar, con gente que se re encuentra en el avión y otros que se despiden a través de las ventanillas.

Y nosotros también nos despedimos, de unas redondísimas vacaciones, muy variadas así como nos gusta, conociendo todos lugares nuevos para nosotros, donde lo único único que no voy a extrañar son las abejas.

sm3-1

 

 
 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.