Dia 5: Día de relax en las Termas Huife.

Hay muchas termas en toda la zona de Araucanía, y por recomendación de Cristian (o Cristián, como se presentó), el encargado del camping, vamos a ir a conocer las Termas Huife. Según su opinión, las mejores son las Termas Geométricas, pero quedan bastante más lejos.

pucon2-1Pero antes tenemos que comer algo, así que entramos a un local que por afuera se veía muy copado, Trawen. Pedimos un desayuno Trawen, para compartir, más un café con leche aparte. Es un desayuno muy abundante, y la verdad que muy rico: ensaladas de fruta, panes caseros, mermelada y manteca, y tostadas con huevo pochados. Es muy buena idea pedirlo llegando al mediodía para que sirva un poco también como almuerzo.

Ahora sí, vamos para la terminal. Los buses Pullman salen a las 12.30 para allá, y el pasaje cuesta 600 clp. También van los buses Caburgua.

El viaje fue a pura velocidad, como empezamos a ver (y sentir) es costumbre en los conductores chilenos. Sea ruta recta o con curvas, (y sí que había curvas…). Con gente que se baja o sube en medio de la nada. Hasta cruzamos a una familia de chanchitos, que por suerte sólo asustamos de cerca. Como mucho una hora y llegamos.

pucon2-2Después de pagar la entrada de 12.000 clp por persona (y con tarjeta) y recibir nuestra cintita en la muñeca, entramos a recorrer. No nos cruzamos con nadie, hasta que llegamos a la zona de las piletas. Hay tres: desde una muy caliente (50° aprox.) hasta una fresca, y aprovechamos todas.

Nos sorprende la cantidad de reposeras por todo el parque, quizás porque no hay tanta gente y contrasta. Sin problemas elegimos un par y descansamos.

Escribo mientras Diego se va con la cámara de fotos por ahí. Lo único que escucho es el río atrás mío, alguien removiéndose en la ppucon2-3ileta. Y a una esposa chilena hablando en inglés con un turista de Washington DC, mientras su esposo también hace ruido con la boca, pero de ronquido. No la culpo a ella por aprovechar el turismo para hacer intercambio cultural. Y no lo culpo a él, este lugar te obliga a relajarte. (Ratos después Diego es víctima de eso también).

Dejamos las termas subiendo por el camino hacia la ruta, que a la entrada fue una amigable y empinada bajada. Pero ahora es una para nada despreciable subida. Está más pensada para autos. A las 17.05 paramos el bus que va a Pucón, ahí en la puerta del lugar.

El protector solar sigue siendo muy útil, en Chile también son días de mucho calor.

En Pucón recorremos un supermercado grande de acá, “Eltit”. A nuestros ojos turistas les sorprende la cantidad de cosas que venden (además del primer piso de ferretería). Harinas, mayonesas, papeles higiénicos de tamaños ¡enormes!

Góndolas exclusivas de leches chocolatadas, y de mermeladas en sachet y en frascos. Obviamente compramos un sachet de mermelada de frutas, muy amigable con el acampante.

Vengo viendo los carteles “Pucón sin bolsas” por las calles durante estos días, pero acá recién caigo que el súper no nos iba a dar bolsas para llevar nuestras compras. Por suerte teníamos lugar en la mochila.

Después de unos mates en el camping y de acomodar la carpa y mochilas, nos vamos a decidir dónde comer. Después de intentar en un local donde no aceptaban tarjetas de crédito, vamos a la pizzería Pizza Cala. Muy ricas empanadas, pisco, cerveza Kosler, y un calzón. La comida nos sigue tratando muy bien. Todo por 17.600 clp.

Anocheciendo en el lago La Poza

Anocheciendo en el lago La Poza

Después prácticamente directo a la carpa a dormir.

 

 
 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.