Día 1: Llegando a Junín de los Andes.

Por suerte el vuelo sale a las 10 am, una hora que me encanta para viajar porque nos va a dejar aprovechar bien el primer día, pero no nos arranca de la cama con nuestras alarmas retumbando en el edificio, o con la noche que nos mira por el balcón sin entender por qué estamos levantados y haciendo ruido.

junin1-3Al llegar, en el Aeropuerto Chapelco vemos que hay combis que por $90 te llevan hasta San Martín, y un taxi que por $450 te lleva a Junín de Los Andes. El aeropuerto está más o menos a la misma distancia de ambas ciudades.

Subimos los bolsos a la combi -claramente descartamos el taxi- y cuando llegamos a la terminal de San Martín averiguamos para ir en bus a Junín.

Los buses Castelli salen cada hora en punto (en los dos sentidos) y hay que comprar una tarjeta recargable. Ya empezamos a notar que los locales de la terminal tienen horarios limitados sobre todo en findes semanas, lo que nos va a traer alguna re planificación más adelante seguramente.

Calles de Junin de los AndesA las 14 salimos con algunas mini lloviznas, y a las 15 bajamos en la terminal de Junín a puro sol.

Decidimos ir directo a las Cabañas Santos Lugares, que un conocido de la mamá de Diego le había recomendado. Son de las más baratas de la zona (y más alejadas, pero solo 10 cuadras del centro).

Nos reciben Robert y su perro Capitán. Nos da un mapa y algunas recomendaciones y nos instalamos. Lo primero que vamos a hacer es seguir una de sus sugerencias: ir a comer empanadas a la Feria Franca, una feria de comida mapuche a dos cuadras de ahí, sobre la ruta.

$45 la media docena de increíbles empanadas fritas de carne.
Felices nos vamos a recorrer.Paseando por el río

 

 
 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.