Dia 2: Recorriendo Junín.

junin2-1Nuestra idea es hoy seguir conociendo Junín, y mañana irnos para Pucón, en Chile. Pero cuando volvemos a la terminal para averiguar por los pasajes, vemos que la agencia Castelli, donde también funciona Igi Llaima (la encargada de los cruces cordilleranos que pasan por Junín) abre desde 6.30 am pero cierra los sábados a las 13 hs y no atienden más durante el fin de semana (ni feriados). Volvemos a la cabaña y llamamos a la agencia, para confirmar que tampoco atienden telefónicamente. Llamamos también a la misma agencia, pero de San Martín, y esa sucursal sí abre sábados y domingos (hasta las 14 y de 18 a 20), pero aunque vayamos hasta allá para comprar los pasajes, sólo los emiten para salir desde San Martín, con lo cual complicaba un poco todos los planes.
También averiguamos por la página de Igi Llaima para intentar comprar los boletos on line, pero para registrarse son necesarios unos datos propios de la ciudadanía chilena. Conclusión: nos vamos a quedar un día más en Junín, para el lunes poder comprar los pasajes y salir desde esta terminal -$270, efectivo- y viajar el martes, a las 6.40 am -sólo sale un bus por día-. Listo, después de todo el aburrimiento de la burocracia y esas yerbas, nos vamos a pasear, y mañana pensaremos en qué ocupar el día.

junin2-4Está empezando la tarde, y paseando por la plaza vemos que hay pocos locales abiertos -pero no nos sorprende-, y uno de ellos es la heladería Tom Tom. Quizás por eso es que hay bastante gente comprando. En otra de las esquinas de la plaza, encontramos un cajero automático, que siempre es bueno tener ubicado.

Una de las atracciones importantes de la zona es el Via Christi, un camino en la subida de un cerro hasta lograr ver Junín desde las alturas, junin2-2mientras se ve el calvario de Cristo, y, en este en particular, se van intercalando historias mapuches, lo cual lo hace más interesante – sobre todo para ateos como nosotros. El camino no es exigente, y se tienen lindas vistas y fotos desde arriba. Además está cerca del centro, y se accede desde la ruta, así que es bien fácil para ir.

junin2-3

Junín desde las alturas

Ya es la noche,  y vamos a cenar al resto Ruca Hueney, en otra de las esquinas de la plaza. Es como otra de las atracciones de Junín, y te das cuenta que es famoso porque algunos lo nombran como “… en esta esquina tenés el restaurant, en la otra tenés tal cosa …”, así, sin nombre propio. Pedimos la obligada trucha a la manteca negra y ciervo, $420. Muy rico y posiblemente en otra zona, la misma comida saldría más cara (aunque no es una cena barata).

 

 
 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.