Día 13: Intentamos decir ‘Neuschwanstein’.

Por suerte hoy tenemos un día soleado y que por momentos nos va a dejar caminar sin estar tan abrigados. Creo que es la primera vez en el viaje en la que puedo estar sin campera. Y cómo cambia ver un paisaje con la luz del sol, que hasta te puede quedar un recuerdo más lindo, y ni hablar de mejores fotos sin efectos nublados. AH! ¿Qué vamos a hacer hoy? Ir al Castillo de Neuschwanstein.

Ir al castillo de Neuschwanstein

 
Todos los detalles que me anoté para no olvidarme los junté por estos lados, así que por acá sigo la historia resumida.
Nos tomamos un tren desde HBF hasta Füssen, donde nos subimos (junto a todo el resto de pasajeros que planearon lo mismo que nosotros) a un bus que en poco tiempo nos dejó en el Ticket Center del castillo.

Mientras el tren se va acercando a nuestra bajada el paisaje cambia bastante desde que salimos de Munich. El viaje es totalmente disfrutable, y cuando empiezan a aparecer los Alpes Bávaros, te dejan como ?. Sin exagerar.
Fueron 120 km más o menos de recorrido, y la frontera con Austria ya te da la sensación que estás más cerca de ellos que de Alemania. Casi un spoiler de lo que íbamos a encontrar en Suiza unos días después.

Camino a Füssen.

Desde el tren.

Es casi el mediodía y aprovechamos para recorrer un poco la zona, y decidir si vamos a entrar a hacer el tour por el interior del castillo. La mayor contra es toda la gente que hay esperando para comprar sus entradas.

Todavía no sé si fue una buena decisión pero preferimos no gastar tiempo en hacer la fila, y ocuparlo en pasear por nuestra cuenta. ¿Quizás la próxima…?

Vemos el castillo Hohenschwangau, que quedó opacado por su vecino pero que también se deja visitar. Descansamos un rato a las orillas del lago Alpsee, y creo que me lo llevo como uno de los mejores paisajes del viaje. El lago, las montañas, los castillos…

Lago Alpsee

Castillo de Neuschwanstein

Almorzamos unas sopas con cervezas y arrancamos la caminata hacia arriba, persiguiendo el castillo. En una de las paradas de la subida nos reforzamos tomando un helado. Esto no puede mejorar más.

Subiendo al castillo de Neuschwanstein

Vistas

Desde la base del castillo de Neuschwanstein

Castillo de Neuschwanstein

Un día obligado si estás por el barrio… Sea en Munich, o en alguna ciudad fronteriza de Alemania o Austria. Si vuelvo a pasar por ahí, volvería a hacer este paseo, esta vez entrando al castillo y capaz con la suerte de poder cruzar por el puente de Marienbrücke.
 
Cuando ya empezamos a bajar, hacemos el mismo camino que cuando vinimos, caminando un poco por las calles de Füssen.

Calles de Füssen.

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.