Día 1: Cruzamos el Río de La Plata.

Bien temprano nos vamos para Puerto Madero, donde nuestro barco nos va a llevar desde la Terminal de Dársena Norte, Buenos Aires, hasta el Puerto de Montevideo, Uruguay. El viaje es directo y dura más o menos 2 horas, más esperas y trámites.
Cuando llegamos al puerto nos tomamos un taxi hasta la Terminal de Buses Tres Cruces, porque nuestro plan es ir en micro hasta La Pedrera y quedarnos ahí unos días.
Seguramente haya buses que hagan el trayecto entre el puerto y la terminal, pero no los buscamos y por comodidad nos tomamos ese taxi, cuyo taxista sabiendo las ventajas que podía sacar de nuestro cambio de moneda, nos cobra un viaje carísimo por un camino para nada largo.
En la terminal nos quedamos esperando bastante rato la salida del próximo micro a La Pedrera, mientras almorzamos algo.
Cuando llegamos a La Pedrera (sin tener referencias) nos sorprende un pueblo con calles de tierra y arena, construcciones irregulares, casas y pastizales entre mezclados. Y mucha gente en las calles y en la playa.pe1-3

No tenemos visto donde quedarnos, y lo debemos haber demostrado, porque cuando bajamos del micro se nos acerca un chico de un camping cercano a ofrecernos la estadía. Nuestra idea era dormir en carpa, así que primero fuimos a ver otro camping que estaba cerca, y después fuimos al que nos habían ofrecido.

Va atardeciendo en el camping

No eran lugares con grandes instalaciones, pero sospechamos que todos los lugares iban a ser así, y ya estamos empezando a estar bastante cansados, así que decidimos quedarnos, y ya poder ir a conocer un poco.


 

 
 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.